Cuidá tus ojos del sol

Si bien el sol está presente en todas las épocas del año, el verano es el momento en el que la radiación ultravioleta genera mayor incidencia y pone en peligro nuestra vista.

Descuidar los ojos puede causar graves consecuencias en el mediano y largo plazo. La exposición excesiva a los rayos UV se relaciona con diversos problemas visuales, como cataratas, pterigion, fotoqueratitis y cambios degenerativos en la córnea. Patologías que pueden causar visión borrosa, irritación, enrojecimiento, pérdida temporal de la visión y, en algunos casos, ceguera.

Es por ello que resulta necesario adoptar una serie de medidas para protegernos, desde Método Benozzi® recomendamos:

  • No mires directamente al sol
  • Evitá la exposición en horas centrales (de 10 a 16hs)
  • No te toques los ojos con las manos
  • Utilizá sombreros con visera y anteojos de sol con filtro UV