Método Benozzi

A diferencia de tratamientos como el Método Benozzi, las cirugías para corregir la presbicia se reservan exclusivamente para los cuadros más extremos.

Las operaciones para tratar esta condición son algo que se reserva para los casos más avanzados o que presenten alguna particularidad única que impida tratarlos de otra forma.

Sin embargo, para los cuadros más incipientes e intermedios de presbicia, existen otros tratamientos menos invasivos.

El más tradicional son los anteojos. Son portátiles y pueden venir en distintos modelos, pero la contra que tienen es que generan una dependencia constante y, en cierto punto, engorrosa, por no mencionar que son bastante incómodos.

Dado que la presbicia afecta la visión desde cerca, los pacientes deben llevar los anteojos todo el tiempo al alcance de la mano, sea colgados del cuello o encima de a cabeza.

Si bien no es nada grave, tener que estar constantemente quitándoselos y poniéndolos, puede volverse bastante molesto y obstruir su ritmo de vida.

Es por eso que han surgido otros tratamientos, como el Método Benozzi, que se centran no solo en detener el avance de los síntomas de la presbicia, sino también en revertirlos de forma natural y poco invasiva.

¿Cómo funciona el Método Benozzi?

Nuestro método no es ni un milagro ni un producto que se pueda comprar yendo a cualquier farmacia.

Se trata de un tratamiento oftalmológico y, como tal, debe ser recetado por un médico.  El profesional debe comprometerse con cada uno de sus pacientes, realizando un buen diagnóstico y una buena indicación del tratamiento, recetando así las gotas que sean necesarias para cada caso

Con la aplicación sostenida a lo largo del tiempo, las gotas no solo son capaces de hacer que los síntomas dejen de agravarse, sino que, como ya se ha dicho, los hace remitir.

Dependiendo el grado de presbicia en el momento de empezar a tratarla, los resultados remitirán más o menos, pero la mejora en todos los escenarios será radical.

¿Cómo podés empezar a utilizar este método?

Si tenés presentás alguno de estos síntomas (vista cansada, dolores de cabeza, visión borrosa, etc.) te invitamos a pedir un turno en nuestro Centro.

En el Centro Benozzi somos los primeros en implementar el Método Benozzi, y ya cientos de pacientes han confiado en nosotros a la hora de tratar su presbicia.

Acompañamos a cada paciente de forma integral y personal, garantizando un servicio de excelencia que permita obtener los mejores resultados posibles.

Si tenés alguna otra duda, o si te gustaría sacar un turno, podés ponerte en contacto con nosotros de forma sumamente sencilla.

Tras conocer tu caso particular, podremos derivarte al profesional que más se ajuste a tus necesidades, y él o ella se ocupará de recetarte las mejores gotas para tu condición.

¡Implementá el Método Benozzi y garantizá la salud de tus ojos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *