Método Benozzi

El Método Benozzi supone una auténtica revolución en la manera de tratar la presbicia en todas sus etapas.

Consiste en un tratamiento por medio de gotas, las cuales deben ser recetadas de forma magistral por un oftalmólogo especializado.

Por lo tanto, no es algo que simplemente se puede comprar en una farmacia: cada cuadro de presbicia es único, y el profesional a cargo del paciente debe cerciorarse de que todas las proporciones, dosis y composición de las gotas se ajusten a la situación.

El Método Benozzi permite detener el avance de los síntomas de la presbicia, restableciendo la acomodación visual y la capacidad de percibir la profundidad en tres dimensiones.

De esta forma, los pacientes podrán volver a enfocar objetos de cerca naturalmente.

Mediante una aplicación metódica de las gotas y un control periódico de un profesional, curar la presbicia es posible, con resultados efectivos y permanentes.

Por si todo eso fuera poco, y a diferencia de otros tratamientos, el Método Benozzi garantiza que la adaptación a la nueva calidad de visión será sumamente sencilla.

¿Desde cuándo existe el Método Benozzi?

El Método Benozzi es un descubrimiento relativamente reciente en el mundo de la oftalmología.

Fue apenas en 1999 cuando el doctor Jorge Benozzi obtuvo los primeros resultados alentadores de un potencial tratamiento farmacológico para la presbicia.

Tras muchos años de experimentación, tomando su propia presbicia y la de sus pares como casos de estudio, el doctor Benozzi logró finalizar la fórmula que permite hacer frente a la presbicia.

Esta condición empieza a afectar a una gran cantidad de adultos a partir de la edad de 40 años.

La misma remite sus facultades visuales y compromete, como consecuencia, su calidad de vida.

Genera cansancio visual, fuertes dolores de cabeza y una visión borrosa. Es por eso que la presbicia también se conoce de forma coloquial como visión cansada.

Estos síntomas pueden no sonar muy graves, y por supuesto que no lo son. Pero es una realidad que, a largo plazo, puede hacer que el día a día de quienes tienen presbicia se vuelva sumamente complicado.

En el mundo moderno, más que en ninguna otra época, estamos constantemente expuestos a todo tipo de contenido y estímulos visuales, ya sea en el celular, en la televisión o en la calle.

Es por eso que perder la capacidad de ver de cerca puede ser muy contraproducente.

¿Qué otros tratamientos existen para la presbicia?

Antes de la aparición del Método Benozzi, los métodos para mantener a raya la presbicia estaban limitados únicamente a dos: los anteojos y la cirugía. Esta última, cabe recalcar, se reserva únicamente para cuadros particulares o sumamente avanzados de presbicia.

Los anteojos, por otro lado, suponen una dependencia constante a llevarlos encima, lo que para ciertos pacientes puede volverse engorroso. Con el Método Benozzi, todo eso queda atrás.

Ya son miles los pacientes que, gracias a este tratamiento, han recuperado sus facultades visuales en plenitud.

Es por eso que, si tenés presbicia, o pensás que parecés alguno de los síntomas previamente mencionados, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.

En el Centro Benozzi vamos a brindarte una atención personalizada y de excelencia, desarrollando un tratamiento y una fórmula del Método Benozzi que se ajuste a tu cuadro de presbicia particular.

¿A qué estás esperando? Dale libertad a tus ojos junto a nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *